ANKUR es una  COMUNIDAD  educativa, promocional y pastoral de formación integral y de desarrollo que las Hermanas de la Caridad de Santa Ana  y un equipo de educadores y colaboradores  llevan adelante en beneficio de las niñas y adolescentes en situaciones de riesgo: niñas de la calle, de las chabolas,  trabajadoras, huérfanas  sin protección familiar, a través de un hogar  que les acoge, cuida y les prepara para un mejor futuro.

NUESTRA HISTORIA

Las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, congregación nacida en Zaragoza en 1804, fundada  por la Madre Maria Rafols y Padre Juan Bonal llegaron a la India en enero 1951.
La Congregación  hoy con 315 comunidades, está presente en 34 países de los cinco continentes.

Siempre es difícil nacer. Los primeros años de las Hermanas en la India fueron duros, la carencia hasta de lo mas necesario, los esfuerzos de “inculturacion”, el clima, el  idioma local ….             Muchas fueron las dificultades por las que tuvieron que pasar y que vencer. El amor que las Hermanas sentían por Dios y por los pobres era mayor que el gran país que les había dado la bienvenida y la promesa de “si el grano de trigo muere, da mucho fruto” se hizo una vez mas realidad. Hoy a los  57 años de la llegada de aquellas Hermanas a la India, la Congregación se ha extendido con mas de 50 Comunidades por 15  Estados Indios.

Actualmente, 500 Hermanas en la India han hecho suyo  el Proyecto de Dios que  es dar  vida, una Vida con mayúscula, en su sentido más pleno y totalizador. Desde el nivel biológico ¡pan para todo el mundo! hasta las calidades de vida que podemos ir añadiendo a medida que nuestro desarrollo va ganando en sensibilidad: la paz, la alegría, la felicidad, la comunicación humana, el bienestar, la ternura, la armonía con la naturaleza… siguen a Jesús en su capacidad de crear vida, de dar amor y alegría, de suscitar esperanza y confianza entre las personas…

La Congregación  a través  de su Carisma de Hospitalidad, que exige la vivencia de la Caridad hacia los más pobres con riesgo incluso de la misma vida, esta sirviendo en India a todo ser humano necesitado sin distinción de raza, casta, étnia, genero, considerándolos como  “sus señores” atendiéndoles con “ todo detalle” “con todo amor”  acogiendo en su servicio a :
- Pescadores marginados.
- Aborígenes.
- Enfermos de lepra, de sida, terminales de cáncer.
- Mujeres abandonadas.
- Niñas de las calles y de las chabolas.
- Jóvenes rescatadas de la prostitución.
- Niños con deficiencia mental, ancianos.
- Mujeres víctimas del tsunami.
- Niños en necesidad de educación.
- Enfermos de toda clase social.
- Hijos de leprosos, de prisioneros…

Y un abanico de diversas actividades sociales para el empoderamiento de las mujeres y la ayuda a que los pobres tengan un presente y futuro mas digno .

El contexto socio-cultural donde la Congregación está encarnada  en la India,  está caracterizado especialmente por una gran religiosidad y una masiva pobreza, de ahí que los dos pilares fuertes donde descansa nuestra vida sean la experiencia de Dios  y una gran compasión por el sufrimiento de tantos hermanos nuestros .

Como Congregación han  tratado de responder a las llamadas urgentes del país  a favor de :           la mujer explotada, la infancia marginada, enfermos incurables, aborígenes y otros grupos marginados.

Es “ pasar haciendo el bien "