RAZON DE LA EXISTENCIA DE ANKUR

Existen unos 18 millones de niños de la calle en la India. Chicos y chicas que nacen y mueren en las calles a causa de la pobreza, el abandono, o la desestructuración familiar.
Todos ellos demuestran una falta importante de afecto ante una sociedad que los margina,  Mumbai, la capital industrial de la India tiene unos 200.000 niños y niñas en la calle y este número de niños de la calle continúa creciendo sin cesar.

LAS CHABOLAS DE MUMBAI

Al menos cinco de los 19 millones de habitantes de Mumbai viven en los "slums" , barrios de chabolas en condiciones infrahumanas, sin las necesidades más básicas y propensos a contraer todo tipo de enfermedades como el raquitismo, tuberculosis y otro tipo de dolencias relacionadas con la desnutrición y la  falta de vitaminas .De cada cinco niños nacidos en India, dos no llegan a cumplir un año de vida y en la ciudad, una de las más pobladas del país, 170.000 niños viven en las calles realizando todo tipo de trabajos como la recogida de papeles, encerado de sandalias, limpieza de coches, construcción  e incluso la prostitución.
En los 'slums', las familias se apiñan en unas chabolas construidas con telas de saco y cartones, a la merced del monzón y sin agua corriente, luz o desagües y servicios higiénicos. La basura y los excrementos humanos están esparcidos por las calles estrechas que separan estas infraviviendas. La gran mayoría de los habitantes de estas chabolas son emigrantes llegaron a la gran ciudad para escapar de la pobreza del medio rural, y en busca de trabajo en las grandes industrias de Mumbai .
En estas 'viviendas', los niños visten con harapos e incluso llegan a comer la propia tierra y terminan con los vientres abultados. Los niños de los 'slums' "no sólo hipotecan su infancia, sino su salud".
Muchos de estos niños de la calle mantienen algún vínculo familiar y sobreviven robando, pidiendo limosna, vendiendo periódicos y flores o lustrando zapatos , y otros miles de trabajos, de esta manera, ayudan a completar los ingresos de  la familia  . Las edades de estas niñas y niños oscilan desde los 5 a los 15 años. Otros muchos han roto con todo vínculo familiar y hacen de la calle su modo de vida. Son menores que viven en grupo con otros chicos y chicas, entorno a la figura de un líder, y se dedican a engañar, robar o acaban en la prostitución, algunos de ellos cayendo en la droga que en las grandes ciudades como Mumbai se puede adquirir con toda facilidad.

ANKUR ( La planta que crece a la vida )

Ankur   es un Hogar de acogida de doscientas niñas de la calle, o rescatadas del trabajo infantil, traídas por la policía, y de los slums de la ciudad.
El centro tiene como Objetivo la atención al desarrollo integral de estas chiquillas preparándolas para un futuro digno y dándoles al presente una infancia feliz. 
Los niños representan la esperanza y el futuro de cada sociedad, e India tiene el mayor índice de niños del mundo. Los “niños de la calle” son totalmente rechazados y desfavorecidos. Su número crece día a día.
Nuestra misión se basa en recuperar y reafirmar su personalidad, ayudarles a integrarse en una sociedad con valores que las haga ciudadanas dignas y responsables del futuro de su país.
El objetivo del trabajo de la Comunidad es acoger a las  niñas de la calle en nuestras casas-hogares, donde les ofrecemos un clima de cariño y de familia que les ayuda a recuperar la confianza en sí mismas y a crecer sanas en el cuerpo y en espíritu. Dándoles una seria formación humana, profesional e intelectual hasta que llegan a la edad adulta. Ayudar a conseguir:
Niñas más sanas.
Niñas felices.
Resultados escolares buenos.
Llegar a la edad adulta con una carrera terminada.
Conseguir un buen puesto de trabajo.

PLAY VIDEO NUTRICION POR ESCOLARIZACION